Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 junio 2010

XKCD

Seguro que algunos ya conoceis esta tira cómica online, vale mucho la pena ya que algunas de sus viñetas caracerizan a la perfección la vida (miserable y a la vez unica) de los científicos.

Cada lunes, miércoles y viernes sale una nueva, y ellos mismos definen su temática como “a webcomic of romance, sarcasm, math and language“.

Quizás es un humor un poco ácido para los estándares, y hasta puede ser que algunos lo encuentren de mal gusto o aburridísimo. Pero aquí esta la gracia. Es gratis, así que si no gusta, no mires.

Dejo una viñeta que me pasó mi hermana, donde se ve reflejada la “jerarquía” en el mundo de la ciencia.

Read Full Post »

Cuando descubro el origen de palabras que uso en mi vida cotidiana no puedo evitar sentirme fascinada. La etimología puede ser una ciencia apasionante.

rumores y cotilleos

El otro día, buscando la traducción de “cotilla”, me apareció una entrada en la wikipedia que encontré especialmente curiosa.

La Tía Cotilla fue el apodo de una señora llamada María de la Trinidad, que vivió en Madrid durante el reinado de Fernando VII. Se hizo muy famosa en su época, ya que era una persona que dedicaba todos su esfuerzos a denunciar y acosar a todo aquél que le pareciese liberal.

Bajo el poder de los absolutistas fué cuando más “trabajó”, sobretodo durante la década de 1823-33, conocida como la Ominosa Década. Acabó ajusticiada (al “cadalso“) cuando Isabel II subió al trono y los liberales tomaron las riendas.

Esta mujer tan maquiavélica, maquinadora y retorcida llegó a cometer actos crueles y despiadados, y eso le dió la fama de mala e inmoral.
Así pues, cuando hoy en día usamos “cotilla” como sinónimo de persona (sobretodo mujer) entrometida y murmuradora, estamos mentando el nombre de la terrible “Tía Cotilla”.

Read Full Post »

Seguro que más de una vez habéis notado el olor característico de un objeto de metal en vuestras manos. Al tocar un clavo o una cañería, sostener unas llaves o agarrarnos a una barandilla metálica nos queda un peculiar aroma en los dedos. Es el “olor a metal”.

llave de metal

llave de metal

Bien, pues los químicos han encontrado algo sorprendente respecto al olor de metal: no existe.

Son los compuestos químicos que tenemos en la piel, tales como los que encontramos en el sudor, los que generan el “perfume” del metal, y los que reaccionan al instante al entrar en contacto con el hierro o el cobre.

Olor a moneda

Olor a moneda

El estudio liderado por Dietmar Glindemann y sus colegas de la Universidad de Leipzing, en Alemania, afirman que no podemos oler para nada el metal. Cuando tocamos una pieza de hierro, se producen unas reacciones químicas en la superfície de la piel que general olor, dando la sensación que estamos oliendo aquello que acabamos de tocar.

Cuando alguien nos dá una moneda, lo que olemos es su olor corporal” dice Glindemann. Su equipo ha sido el primero en demostrar que, en el olor que los humanos describimos como “metálico”, no existen átomos de metal.

(más…)

Read Full Post »

Fabuloso Montt, cada día me sorprende de una manera distinta.

mitosis

mitosis

Ya que ha tocado la fibra de bióloga, creo que debo rendirle homenaje en el blog.

Read Full Post »

Pausa

La vida no siempre es como una espera.

Hay veces en las que piensas que todo va bien y de repente encuentras motas de polvo en tu libro favorito.

Otras crees que nada puede ir peor y un niño te regala una sonrisa.

Las lágrimas no son tan amargas, depende del sabor que una les quiera dar. A veces en la vida es necesario parar y mirar qué camino has tomado.

Pausa

De vez en cuando hay que hacer
una pausa

contemplarse a sí mismo
sin la fruición cotidiana

examinar el pasado
rubro por rubro
etapa por etapa
baldosa por baldosa

y no llorarse las mentiras
sino cantarse las verdades.


Y con estas palabras del maestro Benedetti, quiero empezar de nuevo a andar.

Read Full Post »