Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘experimentos’

El poder del ARN

Hace unas cuantas décadas se estableció el dogma central de la biología molecular (la “teoría fundamental” detrás de las moléculas que forman parte de cualquier organismo, descrita inicialente por Watson y Crick). El dogma central, de forma resumida, establece la relación entre el ADN o gen (la unidad de información que heredamos), el ARN (el mensaje o instrucción de ese gen) y la proteína (la molécula que llevará a cabo esa instrucción).

Para tener una mejor idea de como funciona el sistema, trataré de explicarlo utilizando un ejemplo más o menos gráfico:  los genes serían como el libro de recetas en la estantería de casa. En algún momento, una de estas recetas será transportada hasta la cocina, donde la leeremos y podremos seguir las instrucciones para elaborar un pastel o un guiso.

El ARN fue inicialmente descrito como el “medio de transporte“, lo que lleva la receta hasta la cocina, por eso se denomina ARN mensajero (transporta el mensaje). Durante muchos años, el mensajero fue subestimado. Todo el mundo prefería mirar al ADN (el “libro de recetas”) u bien a la proteína (los “pasteles”). Pues bien, por suerte algunos científicos quisieron conocer un poco mejor a este “mensajero”, y se dieron cuenta de que el el ARN no se limitaba para nada a sólo llevar información. Parece ser que esta molécula hacía muchísimo más de lo se pensaban.

(más…)

Read Full Post »

Atardecer en el laboratorio

Este verano tengo la suerte de poder participar en un programa excelente para jóvenes investigadores. Durante diez semanas conduzco mi propio proyecto de investigación en biología molecular en el Laboratorio de Cold Spring Harbor, sobre el cual ya escribí otra entrada hace unas semanas.

En este post voy a intentar resumir de qué trata este programa (URP), así como a animar a cualquier universitario/a a que solicite una plaza en él. Es una oportunidad única para los y las que queremos dedicarnos a la investigación. Este programa ya lleva más de cincuenta años entrenando con éxito a futuros científicos/as. Hay trenes que sólo pasan una vez en la vida, y hoy puedo decir con seguridad que he encontrado uno de esos.

(más…)

Read Full Post »

El otro día encontré en el blog de microsiervos este fantástico vídeo, que explica de maravilla el experimento de las nubes de azúcar (marshmallows en inglés). Este experimento fue ideado el 1972 por el psicólogo Walter Mischel, en la Universidad de Stanford, y tiene como objetivo estudiar el comportamiento, la paciencia y la impulsividad de distintos niños delante de un reto:

Cada niño o niña se encuentra en una habitación vacía, libre de cualquier distracción y sin nada más que una mesa delante suyo. Los investigadores ponen un plato con una nube delante de cada niño. Entonces le dicen que si espera un rato y no se la come, le darán dos nubes. Así que el niño/niña tiene dos opciones: comerse la nube o resisitir la tentación un tiempo indefinido y comerse dos.

Es muy interesante observar cómo los distintos niños reaccionan frente al reto (en el vídeo podéis ver algunas de las técnicas que usan para evitar comerse la nube). Pero lo que aún es más interesante es los resultados de un estudio a largo plazo: quince años más tarde, Mischel y su grupo compararon los resultados de los exámenes de acceso a la universidad (SATs) de los 600 niños que habían participado en el estudio. La capacidad de “resistir la tentación” estaba directamente relacionada con buenos resultados en los exámenes. En cambio, aquellos que se habían comido la nube inmediatamente, eran generalmente clasificados por maestros y padres como “menos competentes“, con peores notas.

Todo esto también ha sido estudiado a nivel neurológico, los investigadores han podido comprobar como los cerebros de los “pacientes” y de los “impulsivos” funcionan de manera distinta.

Read Full Post »

Seguro que más de una vez habéis notado el olor característico de un objeto de metal en vuestras manos. Al tocar un clavo o una cañería, sostener unas llaves o agarrarnos a una barandilla metálica nos queda un peculiar aroma en los dedos. Es el “olor a metal”.

llave de metal

llave de metal

Bien, pues los químicos han encontrado algo sorprendente respecto al olor de metal: no existe.

Son los compuestos químicos que tenemos en la piel, tales como los que encontramos en el sudor, los que generan el “perfume” del metal, y los que reaccionan al instante al entrar en contacto con el hierro o el cobre.

Olor a moneda

Olor a moneda

El estudio liderado por Dietmar Glindemann y sus colegas de la Universidad de Leipzing, en Alemania, afirman que no podemos oler para nada el metal. Cuando tocamos una pieza de hierro, se producen unas reacciones químicas en la superfície de la piel que general olor, dando la sensación que estamos oliendo aquello que acabamos de tocar.

Cuando alguien nos dá una moneda, lo que olemos es su olor corporal” dice Glindemann. Su equipo ha sido el primero en demostrar que, en el olor que los humanos describimos como “metálico”, no existen átomos de metal.

(más…)

Read Full Post »

chimpancé

chimpancé

Cada vez está menos claro que los chimpancés sean con seguridad el animal más inteligente después del hombre, o al menos así nos lo quieren demostrar un grupo de científicos de la universidad de Auckland, en Nueva Zelanda.

Después de una serie de experimentos y de tests de inteligencia con un total de seis cuervos (Corvus monudeloides), los investigadores demostraron que éstos tenían más capacidad para resolver problemas relacionados con la distribución espacial y las habilidades “manuales” que los chimpancés.

(más…)

Read Full Post »