Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Personal’

Mi bata

Mi bata

Ya van tres otoños en América. El paso del tiempo es implacable.

Las hojas caen y anochece a las cinco, dentro de cuatro días volverá a ser Thanksgiving. Comeremos pavo y pasteles, y celebraremos lo a gusto que estamos. Me entusiasma Acción de Gracias, me gusta la idea de una fiesta en la cual simplemente te reúnes con los que quieres y te importan. Este será el primer año que celebro Thanksgiving en Stanford.

Llevo aquí casi tres meses, y no hay día que no agradezca la oportunidad de poder estudiar, trabajar y vivir en un sitio tan maravilloso. Por primera vez en mucho tiempo tengo la sensación de estar en mi casa.

Anuncios

Read Full Post »

– Jack Kerouac

We just have to keep going.

Vendrán tiempos mejores.

La vida és bonica, però a vegades complicada.

Read Full Post »

Parece mentira que no tenga ningún post dedicado al escultismo. Por alguna razón, no me he dado cuenta hasta ahora, así que rápidamente he decidido poner fin al asunto. 

Resulta que ya hace muchos años decidí apuntarme a un “cau” (así es como llamamos a los grupos scout en Catalunya) y ver si realmente ir de excursión era tan divertido como en las películas. El hecho es que descubrí algo mejor: encontré un lugar donde personas increíbles estaban dispuestas a enseñarme cómo caminar por la vida, y lo que es más importante, a ser mis compañeras de camino.

Siendo scout pasé algunos de los mejores momentos de mi vida. Acampé bajo las estrellas, aprendí a tocar la guitarra, subí muchas montañas y me bañé en ríos de agua helada. Aunque no siempre fué todo tan fácil, más de una vez el viento se llevó nuestra tienda, la lluvia empapó las mochilas o tuvimos que abandonar una ruta porque un compañero se puso malo. Pero al fin y al cabo, lo más importante es que hice amigos y amigas verdaderos, de esos que se cuentan con los dedos de la mano.  Y que gracias a esos momentos – los buenos y los malos – hoy soy quien soy.

Con mi fular – fotografia de Charles Camarda

Ser scout significa compromiso para con uno mismo y con el prójimo. Cuando llega el instante de recitar la promesa (el día en el que te ganas el fular, un momento crucial en la vida de cualquier scout), tus guías están orgullosos, tus compañeros/as te saludan con la mano izquierda y tú te sientes especial, te has ganado su respeto y confianza. Llevar fular conlleva una gran responsabilidad, significa que defiendes unos valores y que estás dispuesta a luchar por un mundo mejor.

Desde el día en el que recibí mi fular, trato de vivir de acuerdo con las leyes con las que me comprometí. No es fácil, tomar la opción correcta generalmente no es lo más cómodo o “popular”. Sin embargo, puedo decir que hasta hoy puedo me ha funcionado: esforzarme por seguir los valores del escultismo hace que siga luchando por ser mejor persona día tras día.

Aquí dejo las leyes que en su día juré, y que me esfuerzo en no quebrantar.

  1. El scout es digno de confianza.
  2. El scout es leal.
  3. El scout es útil y servicial.
  4. El scout es amigo de todos y hermano de cualquier scout sin distinción de credo, raza o clase social.
  5. El scout ama a su país y se siente ciudadano del mundo.
  6. El scout reconoce en la naturaleza la obra de Dios y la protege.
  7. El scout es obediente, disciplinado y no deja nada a medias.
  8. El scout es animoso ante peligros y dificultades.
  9. El scout es económico, trabajador y cuida el bien ajeno.
  10. El scout es puro en pensamientos, palabras y acciones.

Read Full Post »

Atardecer en el laboratorio

Este verano tengo la suerte de poder participar en un programa excelente para jóvenes investigadores. Durante diez semanas conduzco mi propio proyecto de investigación en biología molecular en el Laboratorio de Cold Spring Harbor, sobre el cual ya escribí otra entrada hace unas semanas.

En este post voy a intentar resumir de qué trata este programa (URP), así como a animar a cualquier universitario/a a que solicite una plaza en él. Es una oportunidad única para los y las que queremos dedicarnos a la investigación. Este programa ya lleva más de cincuenta años entrenando con éxito a futuros científicos/as. Hay trenes que sólo pasan una vez en la vida, y hoy puedo decir con seguridad que he encontrado uno de esos.

(más…)

Read Full Post »

Spring is here…

"Daffodil"

El calor, la brisa, las flores… No puedo evitar sonreír al caminar hacia mis clases, aunque lo que más me apetece estos días es tumbarme en el césped y hacer lo que todo el mundo parece estar haciendo: nada.

Por fin llegó la primavera, los días largos, las terrazas, los conciertos al aire libre… Este año la esperaba con especial ansia, ya que el invierno que he pasado ha sido especialmente frío: la temperatura en Filadelfia ha estado alrededor de cero durante casi dos meses. ¡Pero se acabó!

Con el calor y el sol llegan fiestas tan míticas como Spring Fling, todo un acontecimiento en UPenn (ya os iré contando…).

Yo de momento me limito a disfrutar cada minuto de esta preciosa experiencia, y a prepararme para un futuro inmediato que no pinta nada pero que nada mal…

Read Full Post »

Mexico Lindo

La tierra de los cactus, de los infinitos desiertos inundados al sol y las playas paradisíacas. El país de Frida Kahlo y de Diego Rivera, hogar de acogida de muchos políticos que huían en busca de una utopía. La cuna de los tacos, los chiles y el mole. De las cervezas corona y de los mariachis.

En lo alto del templo del sol

En lo alto del templo del sol

Allí he pasado esta semana, descubriendo un país increíble rodeada de la mejor companía. Sería imposible pedir más de mi primer “spring break“. Otra vez he optado por huír del estereotipo; lo último que quería era pasar mi semana de “break” en cualquier macrofiesta, en un hotel de playa con litros de alcohol y entre masas de estudiantes color rosa-gamba con poca ropa y mucha carne. He disfrutado de unos días únicos, me he enamorado de México.
Nunca se tiene suficiente tiempo de vacaciones, así que conociéndome, opté por hacer una visita muy local y dedicar mis días a explorar la capital, el Distrito Federal, conocido como “el DF“.

Hace tiempo que descubrí que la mejor manera de viajar es cuando dejas que algun “nativo” del luegar te oriente, y lo que es aún más increíble es cuando tus “guías” son tus amigos. En mi caso, he tenido muchísima suerte y dos de mis mejores amigos han guiado mis primeros pasos por la ciudad chilanga.
¿Qué es lo que recomendaría del DF después de mi corta visita? Caminar por las calles de la colonia Roma, probar la “comida corrida” en cualquiera de sus fondas típicas, disfrutar de una michelada fría al atardecer, bailar en alguno de sus antros, submergirse en cultura en sus incontables museos (el de antropología, el de arte popular, el de arte contemporáneo, la casa azul… es imposible verlos todos!). Y si nos sobra un poquito de tiempo, recomiendo muchísimo subir a la pirámide del sol en Teotihuacán (es muy fácil y barato llegar desde la ciudad de México, en el enlace podéis encontrar la ruta que yo seguí).
Después de estas extraordinarias vacaciones, sólo puedo acabar el post con un corolario: Hasta la vista, DF. Espero volver a andar por tus calles muy pronto.

Read Full Post »

Nota: escribí este post en el avión, cuando volaba hacia Philadelphia, donde estoy actualmente. Lo he encontrado por casualidad, y me ha hecho ilusión compartirlo.

Me marcho de mi tierra por un tiempo largo. Nunca me ha gustado decir adiós, aunque lo hagas muchas veces, nunca te puedes acostumbrar. Esta vez quería innovar, y a modo de despedida, decidí subir a lo más alto de Catalunya.

En la cima

En la cima

Todo empezó en la cena de despedida con mis amigos. Siempre nos ha gustado la montaña, y cada verano dedicamos nuestro tiempo a irnos de campamentos. Antes lo hacíamos como niños, ahora lo hacemos, con mucho gusto, como monitores. Simplemente sienta bien poder devolver los buenos momentos, hacer sonreír a un niño, jugar en el río y caminar por los bosques.

Volvamos al tema. Cenando, surgió la idea de subir al pico más alto de Catalunya. Así seguro que en el avión tendría la sensación de haber dejado huella, de marcharme con un Recuerdo en la maleta. Al fin y al cabo, la vida se construye con estos Recuerdos, los Momentos importantes.

Hace diez años subí a la Pica por primera vez. Desde entonces han sucedido muchas cosas, más de la mitad de ellas serían impensables para la Marta de 12 años. Recuerdo que me costó muchísimo, y que a punto estuve de dejarla a medias. Pero el empuje y la motivación que me dieron mis compañeras, mis amigas, fue más fuerte.

(más…)

Read Full Post »

Older Posts »